Cómo comprar una moto usada

Comprar una moto usada

La verdad es que no necesitas gastarte una fortuna adquiriendo una moto nueva; ni preocuparte por si la moto usada funciona adecuadamente si compras bien. Cualquier motocicleta moderna, siempre y cuando haya tenido un mantenido apropiado, será confiable, incluso con muchas cifras en su cuentakilómetros. Una moto recorre 1.000 kilómetros por mes en condiciones normales.

Para iniciarte compra una moto usada. La moto con la que sueñas puede ser muy diferente de la que puedas conducir como principiante. Comprar una moto usada puede evitar que pierdas mucho dinero si te deja de gustar tu moto. Hay motos de tres o cuatro años que están prácticamente nuevas.

¿Qué hacer al comprar una moto usada?

Antes de comprar una moto de segunda mano debes tener muy claro lo siguiente:

  • La regla de oro: examina antes de comprar. Un truco esencial es informarte en un taller, cuáles son las zonas de la moto a las que hay que prestar especial atención.
  • Comprueba el estado de las ruedas. ¡Es muy importante! Si se encuentran en mal estado, puedes negociar el precio de la moto. Comprueba también las suspensiones (comprimiéndolas y soltándolas varias veces), los frenos y el embargue.
  • Queda con el vendedor para conocerlo y hacerle preguntas: ¿desde hace cuánto que tienes la moto?, ¿la compraste de primera o de segunda mano?, ¿cuántos kilómetros haces al año?, ¿y a la semana?, ¿para qué la usas?, ¿ha hecho algún viaje largo con ella?, ¿por qué la quieres vender?…
  • Confirma que las respuestas del vendedor son ciertas con documentación: la factura de compra, el historial de las inspecciones al vehículo, el listado de reparaciones realizadas…
  • No te dejes engañar por los kilómetros. Juzga si la moto se ve bien cuidada o no. Pídele al vendedor que te deje arrancar la moto para comprobar que no tiene ruidos extraños.
  • Solicita un Informe del Estado del Vehículo al organismo de tráfico pertinente. Para saber que no es robada, no tiene multas pendientes, cuántos propietarios ha tenido y los problemas detectados en las sucesivas inspecciones.
  • Para negociar antes investiga los precios de mercado y conoce la situación del vendedor para saber si le urge el dinero.
  • Los compradores son los que suelen correr con los gastos asociados al cambio de titularidad de una moto. Infórmate de todos los trámites para dar de alta (o de baja) una moto.
  • Mantente impasible y no dejes que se note que tienes prisa en cerrar el trato. Recuerda todos los inconvenientes de la revisión para conseguir un precio más bajo, especialmente si la inspección del vehículo está a punto de caducar.
  • Redacta un buen contrato de compraventa. Nunca pagues nada por adelantado sin tener el contrato con todos los datos firmado previamente. Una vez firmado, exige al vendedor que te entregue la moto inmediatamente.

¿Qué debe poner el contrato compraventa de moto?

El contrato es de relativa importancia, pues es la afirmación del acuerdo entre las partes. Lo principal y lo que exige la ley es que cuente con:

  • Día, fecha y hora de la firma del contrato.
  • Datos personales de ambas partes.
  • Datos de la motocicleta.
  • Estado del vehículo.
  • Especificación de que el vehículo está libre de cargas y multas.
  • Precio de la operación y forma de pago.

Tras realizar todos los trámites, ¡ya puedes disfrutar de tu moto!

 

Leave a Comment